DARA CARVALHO

América sin duda, después del oro conseguido por las brasileras en Serbia el 2013, consiguió instalarse en otro sitial del balonmano mundial. América sabe que tiene un camino difícil dentro del contexto global, pero los jugadores-guerreros  del continente siguen batallando por sus sueños, y objetivos, desde la 40x20. Dara Diniz, capitana de las brasileras, nos revela cómo fue y qué significa ser Campeonas del Mundo. 

Como muchas de las historias que pueden existir, Dara Carvalho (1981) se fue de Brasil a Europa, en busca de mayores desafíos deportivos para su carrera. Portugal, España, Austria y ahora Francia, han sido los países donde la brasilera ha jugado profesionalmente en el viejo continente. La capitana, pivot y central defensivo de la verde-amarilla, se caracteriza en la cancha por su carisma y pasión, virtudes que también son símbolo del espíritu que sobresale en varios de los guerreros americanos. Acá, conoce parte de su historia. 

 

 

¿Cómo comenzaste a jugar balonmano?

Empecé en la escuela a los 11 años de edad, en el año de 1992. Luego me fui a jugar al equipo de mi ciudad. En las clases de Educación Física jugaba a todos los deportes, pero el balonmano fue el que más me gustó, y desde entonces que no dejé las canchas.

 

¿Por qué te decidiste por este deporte?

La verdad, es que me enamoré del balonmano, para mí es un deporte perfecto. Desde el principio fue la disciplina que más me dio resultados, gané campeonatos en el colegio, y me llamaron del equipo de mi ciudad para jugar en las categorías de base. Cuando llegué ahí, vi la oportunidad para vestir algún día la camiseta verde-amarilla.

 

¿Qué significa la selección de Brasil en tu vida?

La selección es mi vida. Mi sueño, cuando empecé con el deporte, y me dedique al balonmano era algún día vestir los colores de Brasil. En cada convocatoria me lleno igual de ilusión y satisfacción, que la primera vez. Para mi la selección lo es todo.

 

¿Cuáles han sido tus mayores logros en tu carrera?

Los Juegos Panamericanos que nos han dado la plaza a las Olimpiadas, han sido siempre muy especiales. Pero sin duda el último mundial de Serbia, en el cual como capitana, levantamos la copa, ha sido uno de los momentos más importantes de mi vida como deportista. Me quedo sin palabras, cuando tengo que hablar de ese momento. 

 

¿Qué le falta al balonmano sudamericano para ser una potencia mundial?

Más apoyo e inversión de las federaciones en el deporte. Hay que creer que el resultado va venir, en mediano o largo plazo, y con esto entregar los recursos necesarios para que el deportista pueda entrenar al máximo. El intercambio con Europa es necesario, Brasil es prueba de eso. Creo que Europa tiene mucho que enseñarnos, hay mucho que aprender allá, hay que buscar ese conocimiento y aplicarlo en América. Y sobre todo para mí, que el deportista tenga las condiciones para dedicarse solo al deporte, para que pueda dar 100% todo el tiempo.



Ustedes lograron llegar a lo más alto de la historia Panamaricana, y Mundial, ¿cuál crees fue la clave de este gran hito?

Como dije antes, el intercambio con Europa nos ha dado mucha experiencia, muchas vivencias en la cancha para afrontar las grandes citas, pero la inversión que ha hecho la federación de Brasil con la selección ha sido muy grande. A nivel de clubes aun nos falta mucho pero la selección está muy completa, muy bien estruturada.

GUERREROS AMERICANOS

Llámanos por Feuchtmann HC

T: +56 985018318

  • Facebook Clean
  • Vimeo Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean