DIOGO HUBNER 

Como decia la creadora de la frase la cintura cósmica del Sur, "vivimos tantas pasiones. Con el correr de los años. Somos de sangre caliente. Y de sueños portergados". Latinoamérica es tierra fertil de persistentes luchadores y soñadores. De guerreros Americanos que aman el balonmano. Por eso, con este espacio queremos rendir tributo a las historias de distintos jugadores, de distintos Guerreros Americanos, que con ambición han logrado conquistar sus propios anhelos. 

En este primer capítulo conversamos con Diogo Kent Hubner (1983), central de la selección absoluta brasilera, que actualmente milita en Taubaté de Brasil. Desde que era cadete, Hubner ha sido parte de los distintos equipos nacionales de su país, con los cuales ha participado en Sudamericanos, Panamericanos y Mundiales de la especialidad. Siempre jugando por Brasil, y siempre jugando en Brasil, conoce más acerca del ya casi mítico central de la verde-amarelha

 

 

¿Cómo comenzaste a jugar balonmano?

Empecé a jugar en mi colegio, Niteroi-RJ, después de que un profesor de Educación Física me invitara. Yo jugaba fustal y era portero. En esa época era el más grande entre mis pares, luego no crecí más...Es por eso que recibí la invitación, y la acepté. 

 

¿Por qué finalmente te decantaste por el handball?

Desde que comencé a jugar me enamore del balonmano, y me imaginé que iría tras el sueño de ser profesional. A pesar de que en Brasil en ese tiempo este deporte no era popular, tuve la suerte de haber nacido en Niteroi, tierra de jugadores como Bruno Souza o Zeba Pacheco, lo que al final me motivo desde un comienzo.

 

¿Qué significa la selección de Brasil en tu vida?

Eso, significa mi vida. Durante mi formación como jugador, he sido parte de todas las selecciones desde cadetes hasta adulto. Algunas lesiones me han dejado un tiempo fuera, pero siempre me he puesto a punto para estar listo a recibir el llamado del seleccionador. Es un orgullo inmenso representar a mi país.

 

Los que consideras tus logros más importantes en tu carrera...

Conquistar el 8avo lugar en el campeonato del Mundo junior, que se celebro en Brasil el 2003 fue muy especial. Esa era una generación, que llevábamos mucho tiempo juntos, entrenando y compitiendo. Y entre los más recientes, está el haber logrado el 13avo Lugar en el último Mundial en España 2013, porque ahí demostramos a todos, la gran evolución que hemos experimentado en nuestro juego gracias al regreso de Jordi Rivera.

 

Según tu opinión, ¿qué le falta al balonmano sudamericano para ser una potencia mundial?

Creo que por sobre todo organización. Transformar este deporte en un producto interesante para inversionistas. Tener un calendario de competiciones de clubes constantes, para así igualar la cantidad de partidos, que en comparación tienen las ligas europeas. Cambiar al jugador de balonmano, en uno profesional, ese es el camino que debemos seguir. Acá en Brasil tenemos la Liga Nacional pero son pocos los equipos que la integran. Tenemos que subir el nivel interno de competición, para que los jugadores que se vayan a Europa estén preparados. Repito, transformar el handball en un producto rentable, es una de las cosas más importantes. 

GUERREROS AMERICANOS

Llámanos por Feuchtmann HC

T: +56 985018318

  • Facebook Clean
  • Vimeo Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean