ONLY IN AMERICA

La Selección masculina adulta de Estados Unidos, en la década de los ’80 y hasta mediados de los ’90, era un equipo que siempre estaba presente en los primeros lugares panamericanos. Eran uno de los países potentes del continente, hasta que por diversos motivos fueron perdiendo su hegemonía. El 2003 reaparecieron logrando la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo, pero después de esto, Estados Unidos se alejó completamente del medallero americano. Entre los jugadores que participaron de este equipo absoluto masculino, se encontraba Gary Hines (marzo, 1984), quien se estrenó con la selección de su país en ese torneo, con tan 18 años de edad. Hines conoció el balonmano a los 14 años, y comenzó a jugarlo en el Condor Handball Club en Atlanta. Su pasión por el balonmano lo llevó el 2008 a Alemania, país donde se encuentra compartiendo vestuario con los chilenos Emil y Harald Feuchtmann, en el Bad Neustadt. Su sorprendente saltabilidad es su principal carta de presentación, y su capacidad goleadora ha sido vital para convertirse en un verdadero referente del equipo estadounidense actual. Hines cree en que potenciando el balonmano en su país, perfectamente podrían volver a convertirse en una potencia del continente: “necesitamos más que programas esporádicos y al azar. Necesitamos marketing, y personas de los altos cargos que crean en este deporte. Los partidos televisados podrían también ayudar a familiarizar a las personas”. Pero mientras el balonmano en Estados Unidos sigue buscando su espacio, Gary seguirá explotando su carrera por el viejo continente, porque para “mi balonmano es una forma de vida. Estoy realmente agradecido de este deporte, porque gracias a este me mantengo enfocado y siempre con ganas de seguir avanzando”. Palabra de campeón. 

REPORTAJE VISUAL  

Llámanos por Feuchtmann HC

T: +56 985018318

  • Facebook Clean
  • Vimeo Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean