LOS DOMINGOS 

SE HICIERON REALIDAD

Escrito por Fernando Becker 

Hace ya una buena cantidad de años vivíamos una realidad completamente diferente. Éramos fieles seguidores del canal de Televisión Española los días domingo. Nueve am en punto, sentados frente al televisor, listos para ver equipazos jugar: el Teka, Juventud Alcalá, Barcelona, Bidasoa, con jugadores-artistas como Talant Dujshebaev, Rafa Guijosa, Enric Masip o Perunicic, entre otros que no nombraré porque podría estar todo el día. Si te perdías algo del "sagrado domingo", seguro algún amigo lo grababa y así tenías la certeza de que nunca te ibas a perder nada. Con el paso del tiempo, empezamos a tener acceso a otras formas de ver videos. La casa de nuestro entrenador (si, tuve la suerte de tener un técnico que tenía muchos VHS), descubrimos a jugadores como Stephane Stoecklin, Alexander Tuchkin o Stephan Olson. Época linda, donde con el material contado, comenzamos a descubrir a nuestros ídolos provenientes de la (en ese entonces) lejana Europa. 

 

Es en uno de esos domingos, donde entre todos nos llamábamos para avisarnos que empezaba el balonmano en TVE, que apareció un equipazo, el Portland San Antonio. Era una especie de selección mundial; Jackson Richardson, Mikhail Iakimovic y Mateo Garralda. Un equipo que tenía de rival directo al Barcelona. Ambos protagonizaban partidos, que recuerdo, eran unas batallas a muerte, de caballeros, pero a muerte. Llegar a conocer a uno de estos monstruos era un sueño, que en esa època solo podía ser alcanzado por los amigos que agarraban las maletas, el coraje, las ganas y partían a lo desconocido hacia el viejo continente. 

 

En una de las épicas batallas de domingo, es cuando pareció Mateo Garralda. Un zurdo de 1.96 que atacaba como si no le importara que lo machacaran a palos en el uno contra uno, y que defendía con un hacha bajo el brazo. Lo habíamos visto en esos videos escondidos de nuestro entrenador de Atlanta 1996, cuando España ganó la medalla de Bronce. Pero ahora aparecía en un club nuevo, con la medalla de bronce de Sidney 2000 bajo el brazo, y en pronta construcción de la presea, me imagino, más importante, del Mundial de Túnez 2005.

 


 

Pero nosotros éramos hijos de esa Liga ASOBAL del domingo, así que teníanos un especial y fundado cariño por España. 

Ese 2005, Croacia era el equipo que a todos les gustaba. Ivano Balic era el jefe de una selección donde jugaban Petar Metlicic y Mirtza Dzomba. Pero nosotros éramos “hijos” de esa Liga ASOBAL del domingo, así que teníamos un especial y fundado cariño por España. Su primera final en un Mundial fue un día de los grandes. Habíamos sufrido en la semifinal del 2003 contra Croacia, así que Túnez era una verdadera revancha de honores. Con un técnico poco conocido para nosotros, como lo era Juan Carlos Pastor, y jugadores nuevos que empezaban a brillar como Chema Rodriguez o Raúl Entrerríos, nos abanderamos por los hispanos. “¡Debemos ser más agresivos, demostrar lo que somos!”, recitaba con el corazón el capitán Mateo Garralda, días antes de recibir el trofeo de Campeones del Mundo el 2005. Lo recuerdo perfecto. Paralelamente acá en Chile, nosotros clasificábamos a nuestro primer Mundial de la historia, en categoría júnior masculino. Por eso, ese año no se me olvidará nunca. Conexión de emociones puede ser. Pero de que fue especial el 2005, lo fue. 

 

La verdad es que ha pasado mucho tiempo de esas historias. El balonmano me dio todo; una carrera universitaria, una orientación a mi vida, y a los mejores amigos. Hoy trabajo en el IND. Soy metodólogo. Es un trabajo perfecto para tipos que les gustan los datos, la sistematización e interpretación de ellos. Veo balonmano a diario, y trabajo en Club F Deportes (o Feuchtmann Handball Club, como quieran). El tema, es que en este contexto, un día me llamaron de Suiza para decirme: "Mateo Garralda va a Chile como entrenador. Ayúdalo en todo lo que sea posible". Solo respondí "si". Fue difícil digerir todo, en el momento. ¿Exagerado? Si, puede ser, me da igual. 

 

Primer reunión con el nuevo técnico nacional, y ya se vio un cambio radical.. Planificación, objetivos al corto, mediano, largo plazo, clasificación olímpica, octavos de final, Centros de Entrenamiento Regional. Tenía todo claro, todo. Después de un tiempo, fui a uno de los entrenos. Ahí, otra conversación de balonmano, una que inunda el lugar por la pasión que imprime y la seriedad con la que explica. Desde siempre he tenido como modelo de rol a Marcelo Bielsa, por la forma en que ve su deporte, su análisis, como lo conjuga con su vida; también por la disciplina que exige y entrega. Una persona de bien que a través del deporte entrega valores que trato aplicar en mi vida cotidiana, el amor por el trabajo, por la excelencia. En Mateo vi eso. Y hace unas semanas, después que Chile le ganara por primera vez a un equipo europeo en la historia, hablando por teléfono con Inga vino una pregunta: “¿Tú crees que Mateo sea como Bielsa?”. La pregunta en un inicio fue difícil de responder, sin embargo la respuesta llegó rápido. Si es como Bielsa, solo que tuvo mucho más éxito como jugador. Golazo de respuesta. 

 

Toda mi vida soñé con ver balonmano de primer nivel cerca de Chile. Hoy día veo a un equipo chileno jugando un gran balonmano, con cuatro mundiales seguidos y con un técnico de primera categoría: que cuando chico lo veía jugar finales europeas a gimnasio lleno, mundiales con público en contra, donde su cara severa decía que hacer. Hoy esa persona está acá, en mi país y cargo de todo el balonmano masculino en Chile. Tengo la suerte de que todo eso, me abre la compuerta para tomar un café y hablar de lo que más nos gusta, que es el Balonmano (si, en mayúscula) y el Crossfit (letal combinación). Hoy Mateo está en Chile como uno más de nosotros, pero manteniendo esa diferencia que lo aleja de muchos, que es la búsqueda de la excelencia a través de trabajo y amor por lo que uno hace.

 

Hoy mis amigos están a nivel mundial y se rodean de los Mejores del Mundo, dirigidos porque el fue el Mejor del Mundo y por lo que veo, no parará de trabajar hasta que nos vea como los Mejores del Mundo. ¿Como lo ven? Los sueños se pueden cumplir, incluso aquellos que vives a través de tus amigos, 

OPINION    

Llámanos por Feuchtmann HC

T: +56 985018318

  • Facebook Clean
  • Vimeo Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean