CIRIS GARCIA  

Puerto Rico jugó el Mundial femenino de Dinamarca 2015, y quedó en la posición N°20. El lugar fue más que respetable, sobre todo considerando que era su primera partipación en una cita de tal nivel. Ciris García no quería estar fuera. A pesar de su rotura de ligamento en la rodilla –que se operó hace pocos días atrás- ella estuvo en el histórico momento. Este acto fue el mejor ejemplo de su carácter. Uno combativo, trabajador y soñador. Uno que la hizo llegar a España con sus medios, e ideando su propio plan. Acá una Guerrera Americana del alma, Ciris García. 

La selección femenina de Puerto Rico tiene hoy por hoy una de sus generaciones más exitosas. Su clasificación al Mundial de Dinamarca 2015 es la prueba fehaciente de esto. En la fase de grupos siguieron haciendo historia, consiguiendo su primera victoria ante Kazajistán 30 a 27. Pero además de este inmejorable inicio, se enfrentaron a Noruega, España, Rusia y Rumania, selecciones que están compuestas por verdaderas estrellas del balonmano femenino mundial. Y eso Ciris García lo sabía porque es una adicta a este deporte. Por eso no quería faltar a esta gran cita, pero también, porque este campeonato era el premio a todos esos años de sacrificio y entrega que había realizado ellas y sus compañeras de selección. La pivot -única balonmanísta de su país en jugar en Europa- que no se da por vencida fácilmente, ahora enfrentará un largo proceso de recuperación tras su lesión, con el único objetivo de prepararse para los próximos ciclos internacionales con la camiseta de su país. Por ahora, Ciris García y Puerto Rico pueden hacer doble check en su Bucket List  en el punto: "jugar un Mundial". ¿Cuál será su siguiente sueño por cumplir?

 

 

¿Cómo conociste el balonmano?

Todo fue a través de Sheila Hiraldo. Vivíamos en el mismo residencial público, y ella siempre me invitaba a entrenar pero yo le decía que eso “no era lo mío”, que “para allá yo no iba”. Hasta que un día cualquiera le dije, “dale me voy contigo”. Para ese entonces tenía 13 años, y comencé en el Club Mebal, de la mano de Zory y Minerva. El club aún existe, pero en categorías menores.

 

¿Por qué fuiste a jugar a España?

En el Panamericano Junior 2008 de Argentina, quedé como mejor lateral izquierdo. Mi primer pensamiento fue “mi próximo paso es jugar en España”. Llegué a Puerto Rico y comencé a hacer unos videos editados por mí, de mis mejores jugadas. En ese entonces existía una página llamada My Best Play, donde jugadores buscaban clubes y viceversa. De ahí contactaron conmigo varios entrenadores y decidí rime al Roquetas en Almería. Cuando tenía todo listo lo comuniqué a la federación, y un 19 de agosto del 2008 emprendí mi camino hacia lo desconocido. Fue la mejor decisión que pude haber tomado. Después de eso jugué en Zuazo Barakaldo (Bilbao) y en Zayen La (Guadalupe-Isla Francesa).

 

¿Cuándo empezaste a vestir la camiseta de tu selección?

Desde el 2006 soy integrante de la selección absoluta. El primer torneo que participé fueron los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Cartagena, Colombia (sub-sede República Dominicana). Honestamente fue un campeonato de aprendizaje dado que casi no jugaba. Comencé a ser titular en la selección un año después, en los Juegos Panamericanos de Rio 2007. Anteriormente ya había estado en la selección junior, que ganamos plata en el Panamericano en Canadá, y ahí solo entraba en defensa. 

 

Y qué significado tiene la selección para ti

Al ver esta pregunta hasta suspiro porque es inexplicable las emociones que se viven, luego de ver los resultados tangibles, de aquello por lo que luchas día a día. Para mí la selección ha sido mi acompañante de vida. Quizás si no hubiera llegado hasta aquí, mi historia de vida sería completamente distinta. Ser parte de la selección de Puerto Rico es un sentimiento, y más allá de eso, un privilegio que la vida me permite disfrutar. Es una bendición. 

 

 

 

¿Cuál ha sido tu mejor momento con el balonmano hasta ahora?

Tengo dos momentos que han marcado mi ser como deportista. Uno fue ganarle a Republica Dominicana en la semi-final de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 201. Porque ganamos en contra de todos los pronósticos,  y era una pared que nunca habíamos podido derrumbar. La siguiente y más reciente, y francamente te digo que ha sido la experiencia más grande, no solo como deportista sino la más hermosa de mi vida, fue jugar el reciente mundial en Dinamarca. Estar entre los mejores 24 del mundo, jugar en el escenario más hermoso, el más grande y dejar demostrado que en Puerto Rico se juega balonmano fue INEFABLE. Personalmente poder jugarlo sin operarme, luego de haberme roto el cruzado, definitivamente marca un sentimiento de grandeza que poco puedo explicarlo con palabras.

 

Qué crees que falta en tu país para que el balonmano siga desarrollándose

En mi país falta más apoyo, falta más gente dispuesta a trabajar por el bien común que es el balonmano, que todos halemos la soga para el mismo lado. Pensar en que hay proyectos que son a largo plazo, por ende no dejar de sembrar la semilla hoy, pensando en que tardará en crecer.

Mi primer pensamiento fue mi próximo paso es jugar en España. Llegué a Puerto Rico y comencé a hacer unos videos editados por mí... 

GUERREROS AMERICANOS

Llámanos por Feuchtmann HC

T: +56 985018318

  • Facebook Clean
  • Vimeo Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean