Desde hace un par de años, y por lo menos un día a la semana, siempre hay un movimiento inusual en la cancha principal del Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO), en Santiago. Extraño, si. Porque no es la categoria adulta masculina. Sus zapatillas no son de último modelo. Incluso a varios de ellos se les ve sudando con camisetas simbólicas de torneos pretéritos. Pero puede sentir en el ambiente, se puede ver en sus caras, que el balonmano más que un pasado es un presente que viven con alegría y libertad. Ellos son Balonmano Master Senior, un grupo que está reviviendo los buenos momentos que este deporte les entregó en su juventud. Un grupo que con orgullo está poniéndole buena cara al paso del tiempo, gracias al balonmano de sus amores. “Todo esto partió el 2010 cuando reunimos a 30 jugadores, varios de ellos ex seleccionados nacionales, hombres y mujeres mayores de 40 años. Actualmente ya somos 40 balonmanistas activos, de Santiago, Valparaíso, Viña del Mar y algunos de Cañete. Entrenamos en el CEO, gracias al apoyo de la federación, y como un BMS se lo merece”, dice el fundador y líder de este movimiento, Roberto Fonseca López. que se formó en el Colegio De La Salle de La Reina. Pero ellos no solo van al CEO a pasar un buen rato entrenando porque Balonmano Master Senior también compite. El torneo Maxi Handball de Argentina ha sido su principal satisfacción, hasta ahora. En las dos últimas versiones -donde participaron ocho equipos- lograron medallas. El 2014 consiguieron salir campeones, y el pasado 2015 se quedaron con el segundo puesto. “Salir de viaje con tus compañeras es igual como cuando teníamos 20, y algunos 16 años. Surge la misma emoción, el mismo entusiasmo, garra y amor por representar a Chile. Eso, créanlo, no cambia”, comenta con orgullo Roberto. Por el momento no son un club, son simplemente un grupo de ex-jugadores de varios clubes que entrenan pensando en las invitaciones que puedan hacerles otros ex-jugadores de Sudámerica, los que claro, conocieron en los variados viajes que hicieron en su época de juventud. Su idea es seguir sumando jugadores. ¿Condiciones? Solo deben haber sido "handboleros", y estar cercano a los 40 años o más. Hombres y mujeres se aceptan por igual. Joel González, quien se formó en el Instituto Nacional y después siguió su camino en la Universidad de Chile dice que la experiencia es positiva en todo sentido: "todo es súper bueno. Saber que aún puedes moverte, hacer goles, participar en un grupo de personas es genial. Sobre todo si esto se hace con el mejor deporte del mundo. Por otro lado, reencontrarse con viejos amigos es muy entretenido". Pero entre tanto sentimiento y buenos momentos, el grupo espera llevar a acabo pronto su idea de la "Liga Maxi Balonmano" en Chile. Por el momento, cuenta Joel, están recién empezando las conversaciones con la gente de la V Región, y hacíendo los contactos con un grupo de la VIII Región para ver cómo se puede hacer realidad lo de la liga. Porque la categoría "senior" quiere demostrar que el balonmano puede ser un contrato para toda la vida. Y eso Roberto Fonseca lo tiene claro: “queremos que el grupo de BMS siga creciendo, y que este deporte que nos apasiona desde hace 40 años (para algunos), perdure en el tiempo, y en nuestra sangre. Mientras brote la adrenalina por nuestro cuerpo, lo practicaremos. Porque SOMOS HANDBOLISTAS, SOMOS BMS”. Amén. Porque al final, todos algún día llegaremos a esa categoría. 

 

BALONMANO MASTER

REPORTAJE VISUAL  

Llámanos por Feuchtmann HC

T: +56 985018318

  • Facebook Clean
  • Vimeo Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean